Skip to main content

Juego Responsable

Desde Casinos-Legales.com apostamos de forma clara por un juego responsable. Queremos que los jugadores de casinos online se diviertan, que lo pasen bien y, si tienen suerte, que ganen dinero. Pero todo esto solo es posible si se juega de forma responsable. No queremos que el juego online pueda convertirse en un problema. Y si no se tiene suficiente cuidado, puede ser así. Por eso, apoyamos todas y cada una de las acciones que se llevan a cabo por parte tanto de los estamentos estatales que vigilan el estricto funcionamiento de los casinos como de las asociaciones encargadas de proteger al jugador.

Y como queremos que estas acciones sirvan realmente para ayudar y proteger al jugador, desde Casinos-Legales ponemos nuestro granito de arena poniendo a disposición de nuestros lectores una guía para que el juego sea siempre divertido, y sobre todo seguro.

El juego responsable en los casinos online

Según la Dirección General de Ordenación del Juego, el departamento estatal que licencia los casinos que operan en España, “el Juego Responsable consiste en la elección racional y sensata de las opciones de juego, que tenga en cuenta la situación y circunstancias personales del jugador, impidiendo que el juego se pueda convertir en un problema. El Juego Responsable implica una decisión informada y educada por parte de los consumidores con el único objetivo del entretenimiento, la distracción y en el cual el valor de lo jugado no supera nunca lo que el individuo se puede permitir”.

Es decir, que hay que saber exactamente la situación en la que nos encontramos en todos los aspectos de nuestra vida y elegir si debemos jugar o no y cuánto debemos jugar. El juego forma parte de nuestra vida y, por tanto, no se puede separar de los otros aspectos de nuestro día a día.

Además, el juego puede ser adictivo y esto también hay que tenerlo en cuenta. Si jugamos debemos tener absolutamente claro que puede pasar, que no es algo que les pase solo a otros. Por ello, tal y como aconseja la Dirección General del Juego, aconsejamos que cualquiera que empiece a jugar en casinos seguros se informe antes de las posibles causas que pueden llevar a que el juego se convierta en un problema muy serio.

Y después de saber las causas que nos pueden llevar a ello, analizar si estamos en condiciones de hacerlo. Tenemos que tener siempre muy claro que se trata de un juego, nada más, que nos permite divertirnos y olvidarnos del día a día durante un rato. Y que, como cualquier otra forma de ocio, cuesta dinero. ¿Nos lo podemos permitir? ¿Cuánto? Al igual que la Dirección General del Juego, nosotros también recomendamos que el valor de lo jugado nunca supere lo que nos podemos permitir. Antes de empezar hay que sabe cuánto nos podemos permitir perder, y nunca superar esa cifra.

Pues bien, para que todo esté bien claro, hemos preparado una guía que, si se sigue al pie de la letra, nos va a permitir disfrutar del juego y evitar que se convierta en un problema.

Cómo jugar de forma responsable

Juega por diversión

No juegues para ganar dinero. Juega únicamente para divertirte, siempre. Debes saber que puedes ganar dinero, sí, pero que también lo puedes perder. Y que tanto la victoria como la derrota forman parte del juego.

Mantén el control sobre el tiempo y el dinero

Hay que tener siempre muy claro cuánto nos vamos a gastar y cuánto tiempo vamos a jugar. Esto es esencial. Si no superamos los límites marcados anteriormente, el juego no se tiene porqué convertir en un problema.

El juego nunca debe interferir en otros aspectos de tu vida

Es un juego. Nada más. No debe interferir en tus obligaciones familiares, profesionales o sociales. Si ir a ver una película no interfiere en ellas, ya que no se va al cine cuando se está trabajando, por ejemplo, el juego tampoco debe interferir.

Nunca juegues por dinero o para evadir problemas

El juego nunca se puede considerar una solución a tus problemas. No lo es. No hay que jugar por el dinero, solo por diversión. Tampoco es aconsejable jugar para evadirse de los problemas. Estos estarán ahí cuando acabes de jugar. Siempre. Se puede usar como evasión puntual ante el estrés del trabajo o de la vida en familia, pero nunca para evitar afrontar los problemas de la vida real. Lo volvemos a repetir, el juego nunca será una solución a tus problemas.

Nunca intentes recuperar pérdidas

En el juego se puede ganar dinero y también se puede perder. Esto hay que tenerlo claro. Por eso, hay que tomar con naturalidad, tanto el ganar como el perder. E invertir el dinero en diversión. Es decir, como cualquier otra forma de ocio, el casino online cuesta dinero. Cuanto antes nos mentalicemos de ello, antes empezaremos a disfrutar. Y si nos marcamos un límite de dinero, nunca sobrepasarlo. Aunque hayamos perdido. Lo peor que se puede hacer es intentar recuperar pérdidas, es decir, jugar más de lo que en un principio habíamos estipulado.

No pidas dinero prestado para jugar

Es uno de los pasos críticos de cualquier jugador con problemas. Entrar al casino debe hacerse por diversión y, por tanto, ganar o perder dinero siempre debe estar en segundo plano. Si no pides dinero prestado para salir a cenar a un restaurante, ¿por qué lo pides para jugar en el casino? No, los préstamos para cosas importantes, no para el ocio.

Juega solo el dinero dirigido al ocio

Nunca hay que poner en riesgo el dinero destinado a la comida, al transporte, a la luz y a los demás gastos fijos. Ten un presupuesto para el ocio y dentro del ocio el presupuesto para el juego online. Si quieres dejar un día de ir al cine y quieres jugar al casino, hazlo, no hay problema. Pero nunca utilices dinero que no sea el destinado a invertir en ocio. Nunca.

Evita jugar en tiempos de crisis emocional

Debes saber que en tiempos de crisis disminuye el autocontrol. Por tanto, hay que evitar jugar en esos momentos. No va a solucionar nada. Lo único que puede hacer es empeorarlo.

El juego nunca debe afectar a tus relaciones con la familia o los amigos

Si eso empieza a ocurrir, para inmediatamente. Volvemos a decir que jugar en el casino es ocio, diversión, entretenimiento. Y ni el ocio, ni la diversión ni el entretenimiento afectan a tus relaciones familiares o de amistad. Por tanto, el juego tampoco.

Establecer un límite de tiempo y de dinero

Lo hemos dicho antes, con otras palabras, pero es muy importante y lo volvemos a repetir. Antes de empezar a jugar, en cada sesión, hay que establecer un límite de tiempo y de dinero. Y nunca superarlo. Esto es sagrado. Si consigues controlar esto, harás que el tiempo en el casino sea divertido y entretenido, se gane o se pierda.

Niveles de participación

El juego responsable es la práctica de juegos de azar como forma de entretenimiento y diversión, en la que el participante juega informado de las probabilidades de ganar o perder, apuesta de forma moderada y disfruta la experiencia de juego sin necesidad de asumir riesgos altos. Según esta definición de la Dirección General de Ordenación del Juego, solo se puede jugar de forma responsable de este modo.

Pero claro, el mundo no está separado entre los que apuestan así, de forma responsable, y los que apuestan sin responsabilidad alguna teniendo muchos problemas en su vida privada por culpa del juego. No, hay niveles de participación. Estos son según la DGOJ:

  • Nivel 0: Representa a la gente que no juega.
  • Nivel 1: Son aquellas personas que juegan de manera recreativa sin sufrir consecuencias adversas (Juego saludable, social o recreativo). Amplia mayoría de la población.
  • Nivel 2: Se asocia a una clase de personas con un amplio rango de consecuencias negativas derivadas del juego. Se denominaJuego Problemático o en riesgo.
  • Nivel 3: Incluye a las personas que sufren consecuencias adversas suficientemente importantes para reunir los criterios diagnósticos de Juego Patológico del DSM-IV (APA, 1994).
  • Nivel 4: Incluye a los jugadores que buscan ayuda profesional y comienzan un tratamiento por sus problemas de juego, sin importar el grado de estrés o afectación que estén padeciendo.

Como veis, es el nivel 1 en el que la gran mayoría de personas estamos, disfrutando de forma responsable el juego. Sin embargo, se puede ir empeorando la situación si no nos damos cuenta a tiempo.

Juego Problemático

De todas formas, como hemos comentado, esto no ocurre de un día para otro. Hay fases. Pero también es cierto que esas fases se notan. Así, estaremos en el nivel 2 cuando el juego deja de ser un entretenimiento para convertirse en una necesidad. Esto aumenta, obviamente, las consecuencias negativas derivadas del juego. Es cuando el juego se convierte en un problema, llamado Juego Problemático.

Juego Patológico

En este caso el problema es mayor y más grave. De hecho, se trata de un trastorno consistente en la pérdida de control del comportamiento en relación con el juego, con graves consecuencias para las personas y su entorno. Y esto ya es muy peligroso.

Se considera que una persona tiene una conducta patológica cuando pierde la libertad de decidir si quiere jugar o no, y el juego pasa a ser una necesidad prioritaria, con el consiguiente deterioro de la vida individual, familiar y social. El juego es el que manda, siempre, y el jugador puede perder prácticamente su voluntad de decisión. Estos son los rasgos que tiene el juego patológico:

  • Pérdida de control sobre los impulsos de jugar durante un periodo de tiempo continuado.
  • Aumento de la frecuencia de juego y de la cantidad apostada.
  • La preocupación por jugar y obtener dinero para seguir haciéndolo es constante.
  • Las alteraciones de la conducta en relación con el juego continúan aun cuando existen consecuencias adversas.

Por todo ello, recomendamos parar cuando lleguemos al Juego Problemático, que es el principio de todos los problemas. Es cuando el juego comienza a no ser divertido y a convertirse en una obsesión. Y se puede, claro que se puede.

De hecho, se puede y se debe buscar ayuda profesional en el caso de que el juego se convierta en un problema. Además, también se puede restringir el juego de forma voluntaria mediante la Autoexclusión.

Autoexclusión

AutoprohibiciónEste es un elemento importante a utilizar en el caso de que creamos que tenemos problemas con el juego. Se trata de una forma de prohibirse el paso a un casino en concreto. Los operadores con licencia en España ofrecen esta medida con carácter temporal o indefinida.

Sin embargo, si tenemos problemas con el juego lo mejor es autoexcluirse de todos los operadores a través del Registro de Autoexcluidos, que puede ser a nivel de la Comunidad Autónoma o a nivel estatal. Este registro se llama RGIAJ, Registro General de Interdicción de Acceso al Juego. Es aquí donde se inscribe la información necesaria para hacer efectivo el derecho de los ciudadanos a que les sea prohibida la participación en los juegos de azar en que sea necesaria la identificación de los jugadores. Además de los inscritos voluntariamente, también se recoge la información de las personas que por resolución judicial tengan prohibido el acceso al juego o se hallen incapacitadas legalmente. La información de este Registro siempre se facilita a todos los operadores para que impidan el acceso a sus webs y a sus aplicaciones a estas personas.

Autoevaluación

Si crees que tienes problemas con el juego, desde Casinos-Online recomendamos hacer un test de autoevaluación. Este test lo puedes encontrar en la web de la Dirección General de Ordenación del Juego. Si eres sincero en las respuestas sabrás si tienes un problema con el juego, o no.

Auto restricción

Normalmente, todos los operadores de juego facilitan herramientas para que los usuarios puedan jugar con responsabilidad. Por ejemplo, en todas las tragaperras es obligatorio implementar un panel antes de empezar a jugar donde el usuario se tiene que limitar, tanto en duración como en dinero disponible. De esta manera, para saltarse la restricción propia tendrá que volver a iniciar sesión en el juego. Obviamente, esto no evita que el usuario se la salte, pero sí que pone barreras para hacer pensar al usuario y facilita esa restricción.

Además, también se puede solicitar no recibir comunicaciones publicitarias, con el fin de evitar tentaciones por parte de cada uno de los operadores.

Como hemos dicho, en Casinos-Legales.com también somos jugadores y trabajamos única y exclusivamente para los jugadores. Por eso, siempre vamos a estar comprometidos al 100% con el juego responsable, el único juego divertido.

Enlaces de interés:

Dirección General de Ordenación del Juego

Juego Seguro

Federación Española de jugadores de Azar Rehabilitados

Jugarbien.es

Gambling Therapy

Por último, indicar que no solo estamos comprometidos al 100% con el juego responsable, sino también con el juego 100% seguro. Por ello, y con nuestra experiencia en el mundo de los casinos online como garantía, únicamente reseñamos casinos legales y totalmente seguros y fiables.